análisis de Destiny 2 Curse Of Osiris

0

¡Ya ha llegado la nueva expansión de Destiny! Después, de pasados 3 meses de haber lanzado Destiny 2, ya iba siendo necesario que Bungie firmara su tan esperada expansión Destiny 2: la maldición de Osiris. Con la intención de mantener el interés de sus usuarios, ahora con nuevos niveles, y una misión muy particular.

¿Será esta expansión la nueva sensación del momento? ¿O quizás se están poniendo muchas expectativas acerca del nuevo título? En este artículo vamos a analizar cada detalle para descubrir que tanta expectativa podemos tener de la nueva entrega que nos hacen los desarrolladores de Destiny.

Características de Destiny 2: La maldición de Osiris

La nueva expansión llegó a la venta el pasado 5 de diciembre de este mismo año, a un precio de casi 20 euros para todas las plataformas, aunque el pase de temporada estará a 35 euros, con dicho pase podrás obtener adicionalmente dos mapas para el multijugador, tres si juegas en la plataforma de PS4, y la increíble sensación de subir el nivel de tu personaje a 25 y su luz a 330. ¿Genial no?

Lo que me gustó de Destiny 2: La maldición de Osiris

Encontramos buenos momentos con los jefes principales logrando que nos enganchemos un par de horas más al juego, ya que estos nos llevan al pasado y al futuro, haciendo de la experiencia algo aún más inimaginable. Otro gran detalle del juego, que le hace merecedor de un listón, es su calidad musical, que transmite al jugador de un sinfín de sensaciones, las cuales permiten que se adentre gustosamente en la historia; historia que, deja bastante que desear.

Una vez la acabamos, tenemos acceso a una serie de aventuras, asaltos, mapas y un evento público, que nos invita a quedarnos un par de horas, con la intención de obtener un arsenal renovado, para estar preparados para la nueva actividad del apartado final del juego, la llamada “guarida de incursión”, actividad que ha llamado más la atención de los jugadores habituales.

Las misiones en Destiny siempre han estado pensadas con el mismo propósito, ser jugadas, una y otra vez. Sin embargo, a pesar de seguir presentando el mismo problema que afecta al resto del juego, de las barreras y limitaciones absurdas que no permiten que el jugador se desenvuelva netamente, esta nueva promete aumentar el interés perdido de los jugadores.

Por otra parte, tras acabar la campaña, lo que nos queda como entretenimiento es la exploración de la nueva zona social ubicada en el planeta de Mercurio. Aunque esta es sin duda una de las más pequeñas, incluidas en la expansión.

Esta vez, incluyeron un evento público, un sector perdido y unos tres cofres. A esto debemos sumarle una nueva aventura, que podremos activarla por medio del nuevo personaje no controlable, el Hermano Vance, que estará en su propio sector del mapa.

Nuevos asaltos, nuevas aventuras y un montón de armamento para pasar muchas horas frente al computador o PS4 intentando descifrar los objetos extraños que nos pidan encontrar o por nuestra cuenta. ¿Suena bien para una nueva propuesta de entretenimiento no?

Lo que no me gustó de Destiny 2:  La maldición de Osiris

Sin embargo, puede que no sea tan satisfactoria la experiencia con esta nueva entrega, y resulta algo decepcionante ya que podría sacarse provecho de la misma. Una de las decepciones, es el tiempo en que dura cada campaña, ¿la duración?  Nos puede tomar simplemente unas dos o 3 horas máximo, esto dependerá, de cómo nos desenvolvamos en las partidas; al final seremos recompensados con ocho o nueve partidas que no terminan de llenar nuestro interés.

Aunque nos presentan una historia totalmente ajena a las misiones que debemos cumplir, ligera e independiente, nos enfrentaremos a los mismos monstruos de siempre, con algún skin nuevo que nos permitirá salvar a Osiris y listo.

Las misiones son totalmente variadas, con paisajes hermosos e incluso se nota el trabajo que los desarrolladores pusieron para presentárnoslos. Pero a medida que vamos avanzamos nos damos cuenta de que entramos en los patrones repetitivos y con falta de un final conciso y llamativo. Es decir que, ¡las partidas son demasiado fáciles! Y para cuando estemos en la pelea, ya los guardianes estarán cerca del nivel 300.

¿Cuál es el problema? ¿No que al tener buen nivel es menos probable que te venzan tan rápido?, pues no en este caso, ya que las misiones están valoradas por el nivel 200, es decir, se perderá la sensación de peligro y ansiedad que se presentaba en las anteriores entregas del juego.

El veredicto de Destiny 2: La maldición de Osiris.

Bungie podría haber dado más de sí, aunque cabe destacar que el juego muestra en varios aspectos del juego, lo que se reconoce como la marca de la casa, y solo por eso, podría merecer la pena su adquisición, ya que sabe cómo llenar en cierto modo las expectativas del jugador.

Y si no compras: La Maldición de Osiris, además, estarás un paso atrás de otros jugadores que, si compraron la expansión, ya que perderás el acceso a los retos más complicados, dejando un fragmentado muy extenso en la comunidad, aunque, no nos extraña con los antecedentes de Bungie y Destiny.

Así que, en conclusión, debió haberse esmerado más en una estrategia de cómo mantenernos enganchados de esta entrega, pero también nosotros tenemos algo de culpa en ello, ya que pusimos todas nuestras expectativas y esperanzas, en un intento por esperar que con esta nueva expansión los desarrolladores llenaran los vacíos de la primera entrega, cosa que no resolvieron, incluso surgieron muchas más.

Eso sí, a pesar de todo eso sigue siendo una extensión obligatoria para evitar quedarnos atrás con las actualizaciones de Bungie, tiene sus momentos de brillantez, pero no más de allí.

En pocas palabras “La maldición de Osiris” no es esencialmente lo que Destiny 2 necesitaba para mantenernos a las expectativas y con el interés a flor de piel, pero sí se destaca por experimentar en sus variadas misiones y recolección de objetos. Sus breves aportaciones a la fórmula nos dejan con algunas actividades re-jugables para el entretenimiento de uno o varios jugadores, algunas horas de material extra, y el deseo de haber visto una incursión y una campaña más profunda e interesante.

Share.

About Author

Leave A Reply

A %d blogueros les gusta esto: